Crónica de la segunda acción del eje de Antipatriarcado, Género y Feminismos

Tras la primera acción de esta tarde, tuvo lugar la segunda de las citas del eje de Antipatriarcado, Género y Feminismo, que comenzó con un taller a las 21 h en la sede de Rompamos el Silencio y finalizó de madrugada, tras una marcha por aquellos espacios de las calles en los que las mujeres se sienten amenazadas. [galería de imágenes]

Ya está la crónica de la acción de la madrugada: La calle y la noche también son nuestras

La segunda acción del eje de Antipatriarcado, Género y Feminismo tuvo lugar durante la noche/madrugada de viernes 30.

Comenzó con un taller en la sede de Rompamos el Silencio, en el que se trabajaron y debatieron temas de género de forma novedosa, entre ellos el por qué de una accion de mujeres, dando argumentos a favor de que la marcha fuese de mujeres, de que fuese mixta y en contra de que fuese de mujeres, en forma de una lluvia de ideas. Se resalta la numerosa participacion -unas 200 personas- en un tema que pocas veces sale a la palestra. Tras el taller, las participantes salieron del Bogart en 5 grupos de 19 mujeres, en dirección a Valdecederas. Otro grupo -compuesto mayoritariamente de chicos- se quedó en el cine y continuó hablando sobre algunas de las cuestiones planteadas en el debate anterior.

Mientras tanto, en el barrio de Estrecho, en torno a las 12.30 de la noche, se inició una marcha, con el objetivo de visibilizar aquellos espacios (esquinas, callejones, etc) donde las mujeres se pueden sentir amenazadas y atemorizadas. En cada uno de esos espacios, las mujeres reproducían el lema que llevaban escrito en cartulinas de papel: "La calle y la noche también son nuestras". Se buscaba mostrar el cansancio, la indignación y la rabia de las mujeres ante comportamientos patriarcales de baboseo y acoso.

Según iban recorriendo esos espacios oscuros, cantaban y coreaban diversos lemas.

La presencia de un centenar de mujeres en esos lugares daba la fuerza al grupo de la que carecemos cuando normalmente pasamos por esos lugares. Pero esto no impidió que se reprodujeran esquemas machistas típicos entre aquellos que presenciaban la acción, dando lugar a bromas de mal gusto, a las que las mujeres respondían: "estamos hasta los ovarios de tantos cojones".

La acción terminó en torno a las 2 de la madrugada, y los grupos vovlieron a la sede en autobus. En el buho se siguieron coreando los lemas, y desde el principio grupos de impresentables actuaron de manera irrespetuosa y ofensiva contra nosotras que intentabamos mantener el tipo como se habia acordado, aun asi se creó bastante tensión, llegando incluso a insultos y agresiones, muestra del alto nivel de machismo existente entre los jóvenes. Esto provocó confusión y malentendidos entre nosotras, por las distintas formas de reaccionar y gestionar el conflicto. Los insultos continuaron cuando bajamos del buho en gran via por diferentes grupos de chicos. Se regresó a la sede para debatir sobre lo ocurrido, ya que ponía sobre la mesa el tema que nos ocupa: la violencia hacia las mujeres. La acción se había desarrollado de forma satisfactoria, y todas compartíamos un sentimiento de empoderamiento: habíamos tomado las calles juntas, recibiendo aplausos por parte de otras mujeres que se asomaban a las ventanas de sus casas y escuchaban lo que decíamos y por qué salíamos juntas. Pero ahí estaban ellos para tratar de demostrarnos una vez más que un grupo de mujeres, aunque fuésemos 100, podían ser agredidas y cuestionadas: "¿dónde vais solas?". El debate pasó por diversos puntos y se alargó hasta las 4 de la madrugada, por lo que no pudimos realizar lo que iba a ser el colofón de la acción: el intercambio de impresiones y de lo trabajado entre ambos grupos: las que salimos a tomar las calles juntas, y los/las que se quedaron en el cine Bogart a debatir sobre los temas que se han señalado a lo largo de esta crónica. Este encuentro de intercambio ha tenido lugar hoy a las 15:30 en el cine. La valoración en general ha sido muy positiva, y los chicos han comentado que les gustaría seguir trabajando juntos y juntas a lo largo del año, por lo que habilitaremos un correo electrónico con el que seguir en contacto para poder materializar los grupos de trabajo sobre Género, Feminismos y Antipatriarcado.

Reproducimos los lemas y las canciones que se corearon durante la acción:

LA NOCHE TAMBIÉN ES NUESTRA

1. La calle y la noche también son nuestras

2. Ninguna agresión sin respuesta

3. No estamos locas que sabemos lo que queremos
okupar las calles sea de día o sea de noche
sin que nadie me mire, me grite, me babosee
sin miedo a las esquinas, portales y callejones
y gritaré!!!!!!

4. Picha violadora a la licuadora

5. Como te pases un poquito te corto el pajarito

6. Hasta los ovarios de tantos cojones

7. Da igual como vistas, da igual donde vayas
Sí significa sí, no significa NO

8. Siempre me voy a encontrar
con un baboso por las calles
y es por eso que mi alma grita
y ya no puedo más
ya no puedo más
estoy harta de repetir la misma historia
vivir así es morir de horror
yo me planto y grito que la noche es mía
y no de ellos!!!!!!!!!!!!!!!!!!

9. Llora Susana cuando viene del metro
por las barbaridades que le grita siempre un viejo
hoy son guarradas mañana tocamientos
¡es que vas provocando con esos vaqueros!
"Los hombres son así, no les hagas mucho caso
nunca cambiarán y hay que soportarlos"
le dice su madre, ¡mamá felpudo!
mientras se maquilla los hematomas
que firma su marido cuando llega un poco bebido
"y debes aprender a bajar la mirada y asumir como normal
el acoso y la humillación cotidiana
del mundo hombruno, del mundo peludo
y aguántales que el universo es suyo"
Pero hay mujeres que ya están hartas
y han decidido empuñar sus armas,
Agrupación de Mujeres Violentas, ¡violentas!

Primera medida preventiva:
Spray en los ojos, porrazo en la espinilla
Segunda medida de autodefensa:
patada en la entrepierna
Cuando el agresor está en el suelo
adviértele que no vuelva a hacerlo
Y por si no le ha quedado claro
pisotéale un poco el cráneo.

Mujer pensante
mujer despierta
mujer que lucha
mujer violenta

y de tantas otras mujeres pioneras
que siempre, a contracorriente,
han sabido pelear y hacerle frente
a ese gran falo que ha ido dibujando
la historia, para poner a salvo,
fuera de peligro, al cómodo y sagrado dominio masculino.
Y ahora te ha llegado el turno de plantarle cara
a este problema que también es tuyo.

Mujer pensante
mujer despierta
mujer que lucha
mujer violenta

Agrupación de Mujeres Violentas, ¡violentas!