Centro de Medios de la Semana de Lucha Social - Rompamos el Silencio 2007

Comunicado del Eje de Antimilitarismo y Desobediencia ante la acción del viernes por la tarde

Sábado 7 de julio de 2007, por Rompamos el Silencio


Te vamos a contar una película… de terror

Vamos a recorrer la película de la guerra….

Lxs protagonistas

El Estado

El gasto militar del año 2007 va a ser de unos 23.050 millones de euros, lo que representa: siete veces más que para Industria, diez veces más que para Medio Ambiente, dieciocho veces más que para Vivienda (no tiene usted problemas con respecto a ella, ¿verdad?), veintiséis veces más que para Sanidad… y para que no se diga que nos quedamos atrasadxs, el Ejército financia mucha investigación: el gasto en Investigación y Desarrollo militar ha pasado de 300 a 1600 en la última década. Concretamente, la investigación militar se lleva cinco veces más que la sanitaria, veinte más que la agrícola, trescientas veces más que la investigación educativa.

Los bancos, implicados en la cadena de muerte

En los innumerables conflictos armados existentes, en las injustas guerras perpetradas en Afganistán e Irak, en la violación de Derechos Humanos amparada bajo la excusa de la persecución del terrorismo internacional, participan las entidades bancarias facilitando créditos para la exportaciones de armas y financiando la fabricación de armas e instrumentos de guerra (buques, fragatas, submarinos, tanques, bombas de racimo, detonadores, explosivos, ), además de apoyar la investigación militar, muy especialmente la electrónica.

El Ejército

Buena parte del dinero del erario público es dedicada al gasto militar, a financiar instituciones destructivas y represivas cuyo fin es defender los intereses del poder, aunque desde los medios de comunicación nos quieran convencer de que las guerras son campañas humanitarias y los soldados voluntarios de ONGs que se dedican a repartir comida y a conducir ambulancias. Porque el mundo está lleno, al parecer, de catástrofes, y no de guerra y destrucción sembradas por los que quieren hacernos creer que se dedican a arreglarlas.

Lxs secundarixs

Lxs que mueren. Como los seis soldados muertos en Líbano. Apuntarse al ejército se ha convertido en una “opción laboral más”. No lo es. Es una opción laboral en la que se te entrena para matar y para morir. Algo que no se explica en las costosas campañas de reclutamiento que paga anualmente el Ministerio de Defensa, y que tienen como objetivo prioritario a lxs jóvenes (de ahí su presencia en todas la ferias infantiles, juveniles y/o de empleo donde se permite su presencia), mujeres (hay siempre un apartado específico para ellas en las campañas antes citadas) e inmigrantes.

Inmigrantes como tres de los seis soldados muertos en Líbano, de origen colombiano. Inmigrantes que ven en el ejército la forma de conseguir la nacionalidad inmediata, alistándose. El colectivo de inmigrantes en las FAS españolas suponen un 5’4% del total, pero en “misiones de paz” o en “zonas de conflicto” como Afganistán o Líbano el porcentaje de inmigrantes sube en ocasiones hasta un 30%, en unidades como la Legión o la Brigada Paracaidista

Hay que sacar a la guerra y la violencia de la historia y de nuestras vidas.

Ejércitos... ni rojos, ni verdes, ni amarillos!



Logo RES
WEB DEL CENTRO DE MEDIOS DE LA SEMANA DE LUCHA SOCIAL 2007, "ROMPAMOS EL SILENCIO"

Seguir la vida del sitio SPIP
WEB EDICIONES ANTERIORES ROMPAMOS EL SILENCIO
web 2006
2006
web 2005
2005
web 2000
2000
web 1999
1999
web 1998
1998