Centro de Medios de la Semana de Lucha Social - Rompamos el Silencio 2007

Comunicado del Eje de Vivienda: “Desenmascarando y tomando la EMV”

Lunes 2 de julio de 2007, por Rompamos el Silencio


Vuestras políticas públicas de vivienda + Mercado = Exclusión.

¿Quiénes somos?

Las que hemos venido hoy a la EMVS a visibilizar de forma colectiva el problema de la vivienda somos jóvenes. Y también mayores. Somos hombres. Y también mujeres. Somos inmigrantes. Y también autóctonos. Somos trabajadoras. Precarias. Y también paradas. Somos padres, madres, hijas y abuelas. Gentes diversas con una misma problemática: excluidas de las políticas públicas de vivienda. Víctimas de la violencia inmobiliaria, que nos arroja a la azarosidad del mercado degradando nuestras vidas. Individualidades que no queremos mendigar una vivienda de manera individual. Individualidades que nos constituimos colectivamente y que rechazamos ser números aislados en un bombo, sometidos de nuevo al azar de las deficientes políticas de vivienda públicas y compitiendo entre nosotras. Somos un sujeto colectivo que no quiere soluciones individuales para la problemática de la vivienda. Que nos conformamos para denunciar, participar e intervenir sobre la realidad que deja grandes bolsas de ciudadanas excluidas del acceso digno a la vivienda.

¿Qué denunciamos?.

La EMVS ( Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo) es la responsable de las estrategias de intervención pública sobre vivienda, territorio y espacios en Madrid. La ciudad de Madrid concentra en sus calles las más variadas y profundas problemáticas sobre vivienda: abandono al mercado y a la especulación para la mercantilización de todas las posibles estrategias de acceso a la vivienda, infraviviendas habitadas, 300.000 casas vacías, aumento desbocado y progresivo de la vivienda en compra y alquiler, chabolismo vertical, etc

Inspirada en otras grandes ciudades, la visión de los políticos y el mercado inmobiliario marca el diseño y nos impone un modelo de ciudad, una manera de habitar y relacionarnos en el espacio urbano. A su vez, se inicia un proceso de domesticación de los barrios considerados problemáticos, quebrando su tejido social para eliminar los conflictos político-sociales latentes.

La intervención pública de la EMVS en sus 25 años de existencia, muestra que ninguna de las problemáticas de vivienda han sido solucionadas, algunas han sido agudizadas, además de provocar la aparición de otras nuevas. El balance es siniestro: oscurantismo administrativo y descoordinación, falta de reconocimiento de las necesidades sociales y económicas y nulo compromiso para acabar con las variadas problemáticas de vivienda. Una intervención que se suma a la lógica corrupta del sistema que tiene la vivienda como principal protagonista y como víctima a los/as habitantes de nuestra ciudad. Ciudadanos que sufrimos la violencia inmobiliaria. Madrid carece de un proyecto integral de vivienda que tenga en cuenta los aspectos sociales y que intente afrontar las necesidades de los/as habitantes, a quienes se nos da la espalda por los autodenominados/as políticos/as demócratas, anulando cualquier iniciativa de participación ciudadana en la construcción de nuestros barrios y nuestra ciudad.

Toda la intervención pública en estos años se caracteriza por la ausencia de participación ciudadana y por la negativa a recoger cuáles son nuestros diagnósticos y necesidades sociales, ignorando y en muchos casos, criminalizando nuestras propuestas.

¿Qué queremos?

Estamos aquí hoy no sólo para denunciar la escasez, deficiencia y mercantilización de las soluciones propuestas por las instituciones públicas al problema de la vivienda, sino para intervenir y participar en dichas soluciones. Queremos abrir un proceso colectivo de intervención y participación en el diagnóstico, elaboración y ejecución de las políticas públicas de vivienda. Como hoy, queremos tomar las instituciones públicas para democratizarlas y ponerlas al servicio de una ciudadanía activa. Queremos abrir procesos democráticos, participativos, horizontales y autónomos donde asumamos roles activos en la toma de decisiones que atañen nuestras vidas.

Esta acción de desobediencia civil y la iniciativa que proponemos forma parte de las luchas y resistencias que durante todo el año hemos venido realizando en las calles de nuestra ciudad. Hoy, desde el Eje de Vivienda de Rompamos el Silencio 2007 y participando de La Semana de Lucha Social, tomamos la EMVS para no movernos hasta que nos reunamos con los responsables de esta institución. Reunión de la que debe salir el compromiso de generar un mecanismo de intervención política en el cual la ciudadanía sea la protagonista, que debe ser abierto, plural y democrático. Un mecanismo basado en el encuentro de las diferentes realidades que sufrimos la problemática de la vivienda con los responsables políticos de dicha institución. El lugar deberá ser un espacio público y abierto de la ciudad y no un despacho. Este es el objetivo de esta acción y no nos moveremos hasta alcanzar dicho compromiso.

Son nuestras vidas, nuestros barrios y nuestra ciudad.

Rompamos el silencio, tomemos la palabra, las instituciones y las calles.

Eje de Vivienda. Rompamos el Silencio 2007



Logo RES
WEB DEL CENTRO DE MEDIOS DE LA SEMANA DE LUCHA SOCIAL 2007, "ROMPAMOS EL SILENCIO"

Seguir la vida del sitio SPIP
WEB EDICIONES ANTERIORES ROMPAMOS EL SILENCIO
web 2006
2006
web 2005
2005
web 2000
2000
web 1999
1999
web 1998
1998