Centro de Medios de la Semana de Lucha Social - Rompamos el Silencio 2007

Crónica del taller de género del jueves 5 de julio

Sábado 7 de julio de 2007, por Rompamos el Silencio


Desde el Eje de Género nos planteamos la necesidad de que, más allá de visibilizar hacia afuera una serie de cuestiones respecto al género en la sociedad patriarcal en la que vivimos necesitamos llevar a cabo análisis de género dentro de los propios movimientos sociales que habitamos. Vamos, que no nos parece suficiente reclamar en las calles que vivimos en un sistema de dominación donde las mujeres son las que llevan el papel de oprimidas y donde los hombres tienen que acarrear el de opresores; donde el modelo que se nos impone y al que se supone que debemos alcanzar en el mejor de los casos es un modelo masculino. Nos parece que esto es insuficiente, cuando vemos que en nuestros propios entornos se reproducen algunos de estos modelos.

Por eso este año decidimos currarnos un poco más eso de la transversalidad de género. Para ello preparamos una serie de viñetas que, desde experiencias personales en anteriores ediciones del Rompamos el Silencio permiten visibilizar lo invisible, cuestionan qué tipo de modelos adoptamos en nuestras asambleas, qué valoramos a la hora de preguntar por las acciones o a quiénes escuchamos en general en nuestros espacios, y qué voces ignoramos, etc. En cada viñeta lanzamos preguntas y dejamos un buzón para que la gente expresara sus necesidades, opiniones, puntos de vista.

Por último diseñamos un taller donde, a partir del análisis de acciones en las que hubiésemos participado este año y de todas las funciones/trabajos necesarios para que la acción se lleve a cabo, pudiésemos visibilizar qué es lo que se aprecia y qué es lo que se minusvalora a la hora de diseñar o valorar una acción. A título meramente informativo, apuntamos también quiénes desarrollaban, en general, estos papeles, si había o no una diferencia de genero. Sin embargo, el objetivo de este taller no era apuntar hacia una falsa ’paridad’: no queremos pensar que introducir la cuestión de género en las acciones se queda meramente en asegurarse que las portavocías las lleven las pibas, o que quienes se suben al andamio sean cada vez más chicas que chicos. La pregunta va más allá: qué es lo que tenemos en cuenta a la hora de evaluar una acción? ¿Por qué se le concede más importancia a subirse al andamio o hablar con la policía que a decidir la ubicación de la acción o preparar los materiales (carteles, pancartas, panfletos, etc)? ¿Por qué hay trabajos que son invisibles, que no se valoran? ¿Cómo diseñamos las acciones? ¿Por qué pensamos siempre en acciones donde existen una serie de funciones que se ven por encima de otras? ¿Por qué no le concedemos igual importancia a estas que a todos los demás? ¿Tenemos en cuenta al grupo que organiza la acción, a las diferentes disposiciones a la hora de diseñarla? ¿Tenemos en cuenta, en ese diseño, que existan luego espacios donde podamos expresar lo que hemos sentido: la alegría si la cosa ha ido bien, el miedo, la rabia o la impotencia cuando no?

¿Qué tiene que ver todo esto con el género? Precisamente, todo. Aunque cada vez más seamos las pibas las que adoptamos determinado tipo de roles en los movimientos sociales (comparado con hace diez años, por ejemplo) nos preguntamos por qué se entiende que el camino hacia una supuesta ’igualdad’ implica adoptar posturas y formas masculinas, no sólo en el tipo de acciones que diseñamos (acciones que requieren de una serie de caractarístcas físicas y psicológicas y que excluyen a quienes no las poseen) sino también en la importancia que le damos a cada una de las funciones que se tienen que llevar a cabo para que la acción salga bien. Nos preguntamos por qué, para que se nos escuche en una asamblea, tenemos que adoptar una postura de absoluta seguridad en lo que decimos, en la forma de decirlo, en vez de aprender a escucharnos todas y todos, tengamos o no un discurso político super elaborado.

Desde luego no tenemos conclusiones de todo esto, tampoco esperábamos generarlas. No tenemos un libro de instrucciones, con ideas de cómo diseñar las accione spara tener todo esto en cuenta. tampoco queremos tenerlo. La idea era poder abrir por primera vez un espacio donde hablar de todo esto, donde poder empezar a reflexionar sobre estas cuestiones que tienen mucho que ver con el género. Y ver si, a partir de estas reflexiones, poco a poco vamos introducuiendo algunos cambios en nuestras formas de pensar y hacer.



Logo RES
WEB DEL CENTRO DE MEDIOS DE LA SEMANA DE LUCHA SOCIAL 2007, "ROMPAMOS EL SILENCIO"

Seguir la vida del sitio SPIP
WEB EDICIONES ANTERIORES ROMPAMOS EL SILENCIO
web 2006
2006
web 2005
2005
web 2000
2000
web 1999
1999
web 1998
1998