Centro de Medios de la Semana de Lucha Social - Rompamos el Silencio 2007

El consejero delegado de Vivienda de la EMV se compromete a reunirse públicamente con el Eje de Vivienda del RES

Lunes 2 de julio de 2007, por Rompamos el Silencio


Hoy, martes 2 de julio, alrededor de la una del mediodía, en una acción que ha durado poco más de hora y media, el Eje de Vivienda de Rompamos el Silencio (RES) ha conseguido desplegar en la sede de la Empresa Municipal de Vivienda de Madrid varias pancartas para denunciar este problema en el Estado español. El consejero delegado de la EMV, Juan José de Gracia, se ha comprometido, tras una charla con dos portavoces del RES, a anunciar en un plazo de tres días una reunión con el Eje, “en asamblea pública, y en un lugar público”, según los propios activistas. Si dicha reunión no se anunciara, el Eje de Vivienda, que agrupa a varias asambleas por el acceso a una vivienda digna de ámbito nacional y regional, emprenderá nuevas acciones.

Rompamos el Silencio, una coordinación entre distintos colectivos y asambleas para hacer visibles diversos problemas sociales que habitualmente permanecen ocultos, ha hincado el diente al tema de la vivienda este mediodía. Sobre las 12:50, unas veinticinco personas han cerrado el acceso a la sede municipal de la EMV, en la calle Fray Luis de León. Mientras varios miembros gritaban consignas y frases (como “Madrid, capital de la especulación” o “Qué pasa, qué pasa, que no tenemos casa”), tres activistas se han encaramado a la marquesina de la fachada del edificio con pancartas en las que se podía leer: “Políticas públicas+mercado=exclusión”. Incluso llegaron a desplegar en el altillo una tienda de campaña. Dentro del edificio, dos guardias de seguridad esperaban la llegada de efectivos policiales, que acordonaron la EMV a la media hora de la toma del edificio. “Se ha tomado la Empresa Municipal de Vivienda como lugar simbólico de las políticas urbanísticas de este país. Primero tenemos que empezar por los ámbitos locales para visibilizar un problema de escala nacional”, asegura Saskia, una joven que estuvo en el grupo de acción del Eje de Vivienda. “La acción se ha diseñado entre cuatro o cinco personas, hasta las once de la mañana de hoy no sabíamos el lugar que íbamos a tomar simbólicamente. Después, a las doce, nos juntamos con los grupos de apoyo y con los periodistas frente a la sede de Convergencia de Rompamos el Silencio, el edificio que se okupó ayer, en la calle Acuerdo número 8”.

Después de una hora de consignas a favor del acceso a la vivienda, cercados en el exterior por cinco furgonetas de los antidisturbios y varios coches de la empresa municipal, un par de miembros del Eje de Vivienda consiguieron charlar con el mayor responsable de la Empresa Municipal de Vivienda, Juan José de Gracia, coordinador de Vivienda del Ayuntamiento de Madrid, quien se comprometió a anunciar públicamente, en el plazo de tres días, una reunión con los miembros del Eje de Vivienda. Una vez conseguido este compromiso, el Eje de Vivienda se disolvió pacíficamente, sin altercado alguno con la policía. No ha habido detenidos.

El objetivo principal de la acción, según fuentes de Rompamos el Silencio, era lograr la interlocución y el diálogo público con las autoridades políticas, como así ha sido. Es la primera vez que un delegado municipal de vivienda accede a reunirse en un espacio público para discutir sobre estos temas. Además, la acción quería hacer patente el problema del acceso a la vivienda de ciudadanos que, sin encontrarse en situaciones de marginación social, sufren las durísimas condiciones de los altos precios de la vivienda, sea de alquiler o de compra. Fuentes del Eje de Vivienda del RES explican: “La cuestión no es cuánta vivienda pública se construye, sino qué reglas se utilizan para dar el acceso a esa vivienda. La vivienda debería estar fuera de la lógica del mercado, y que el Estado proporcionara, mediante un parque público de alquiler o mediante la penalización fiscal a las viviendas vacías, el derecho al acceso a una vivienda”.

Una de las acciones que se llevaron a cabo en el interior de la sede de la EMV consistió en leer un listado de miembros del Eje de Vivienda donde aparecían sus iniciales, sus puestos de trabajo, sus ingresos laborales y el porcentaje que destinaban al acceso a una vivienda, que supera de media el cincuenta por ciento de sus salarios, ya de por sí exiguos. Como apunta Saskia, “hemos abandonado las siglas de partido; lo que nos une, sobre todo, es la precariedad laboral y los problemas sociales que queremos transformar”.

El Eje de Vivienda valorará próximamente el éxito de esta acción, aunque ya ha anunciado que emprenderá acciones futuras si no se respeta el compromiso de diálogo público al que ha llegado el consejero delegado de Vivienda de la EMV.

“Queremos que el derecho a la vivienda salga de la ley de mercado de la oferta y de la demanda. No estaría mal empezar por incluirlo como tema de debate en el Congreso de los Diputados, por ejemplo”, concluye Saskia.

Según el último barómetro del CIS del mes de abril, la vivienda sigue siendo el problema que “más afecta personalmente a los españoles”.



Logo RES
WEB DEL CENTRO DE MEDIOS DE LA SEMANA DE LUCHA SOCIAL 2007, "ROMPAMOS EL SILENCIO"

Seguir la vida del sitio SPIP
WEB EDICIONES ANTERIORES ROMPAMOS EL SILENCIO
web 2006
2006
web 2005
2005
web 2000
2000
web 1999
1999
web 1998
1998