Centro de Medios de la Semana de Lucha Social - Rompamos el Silencio 2007

Memoria histórica y antifascismo: escrache a Prosegur

Martes 3 de julio de 2007, por Rompamos el Silencio

Un escrache -señalamiento público- en toda regla a una de las sedes de Prosegur, una de las mayores empresas de seguridad del Estado español. Es la acción relámpago que, en el centro de Madrid, cerca de un centenar de personas han llevado a cabo en el cuarto día de movilizaciones y protestas de la semana de Lucha Social "Rompamos el Silencio" (ReS).

Organizada por el Eje de Memoria Histórica y Antifascismo, la acción de marcar con pintura la fachada de una céntrica sede de contratación de Prosegur quiere poner en primer término los vínculos entre "los elementos más reaccionarios de la sociedad argentina y española" y unos servicios de vigilancia privada denunciados "continuamente por agresiones a migrantes, jóvenes y toxicómanos en el metro".

Pocos minutos antes de las 12.00h, cerca de un centenar de personas emergían de la estación de metro de San Bernardo. Muchas de ellas llevaban un antifaz -"un disfraz, no nos ocultamos" ha explicado una portavoz- y en cuestión de segundos se desplegaban ante la cercana sede que Prosegur tiene en la céntrica calle de San Bernardo para contratar a personal. Dos jóvenes entraron en las oficinas a pie de calle, entregaron unos panfletos de la acción a l@s trabajador@s que había dentro y les avisaron de que se trataba de una acción pacífica y que no se preocuparan. Acto seguido los y las activistas cerraron las puertas por fuera y empezaron a decorar la fachada con pintura y consignas como "Torturadores", "La empresa no se hace responsable" y "Fascistas". Otr@s desplegaban una pancarta con el lema "Antifascismo y Memoria Histórica" y repartían panfletos a viandantes y vecin@s.

En ellos afirmaban que "Para Romper el Silencio debemos señalar a la empresa Prosegur. Empresa que se relaciona con los elementos más reaccionarios de la sociedad argentina y española. La que aumentó su poder aliándose con colaboradores de la Triple A (Alianza Anticomunista Argentina), organización paramilitar que anticipó unos años el horror de la dictadura militar. Que creció mediante relaciones con los industriales, banqueros y ministros del régimen franquista. Que continúan creciendo y dominando la economía de explotación en el Estado español. La misma empresa que hoy custodia edificios y servicios públicos. La que es denunciada continuamente por agresiones".

En cuestión de minutos los cristales de Prosegur estaban recubiertos de pintura. Subido en un banco, megáfono en mano, un joven leyó un comunicado -"Contra la impunidad"- que repasa las conexiones del fundador de Prosegur con la Triple A, con la Banca March, con el financiero Mario Conde y con el tráfico de armas. La acción había durado minutos. Ni un coche de policía tuvo tiempo de aparecer. Tan rápido como habían venido, el centenar de personas desaparecieron en la boca de metro, coreando la que ya es una clásica consigna de la semana de Lucha Social "Tomando las calles, rompiendo el silencio". En su camino fueron dejando numerosas pegatinas en las que se preguntaban "¿Quién vigila a los vigilantes?" y donde se señalaba la impunidad de los guardias de seguridad en unas recientes agresiones en Metro y Cercanías y la complicidad con estos abusos de las empresas que contratan a esos matones.

Casi una hora más tarde, varias motos policiales patrullaron la zona identificando a algunas personas. Buscaban jóvenes con rastros de pintura.

Mientras, en el Centro de Convergencia, una asamblea valoraba y analizaba la acción, donde no se había producido identificación alguna. Tampoco habían venido guardias de seguridad y no se produjeron problemas con los trabajadores de la oficina, por lo que la impresión es positiva. En cuanto a la realización técnica, no se ha ejecutado exactamente como se había previsto, porque se había producido algún contratiempo con la pintura y las consignas quedaron sobre la vitrina.

Sin embargo, al margen de ese detalle, la asamblea ha valorado de forma muy positiva la acción. Muchos colectivos desconocían los vínculos de la empresa con los sectores fascistas tanto en el Estado español como en Argentina, y la acción de hoy supone un punto de partida para abrir vías de investigación y trabajar para que la ciudadanía conozca estas conexiones. Para no dejar espacio a la impunidad.



Logo RES
WEB DEL CENTRO DE MEDIOS DE LA SEMANA DE LUCHA SOCIAL 2007, "ROMPAMOS EL SILENCIO"

Seguir la vida del sitio SPIP
WEB EDICIONES ANTERIORES ROMPAMOS EL SILENCIO
web 2006
2006
web 2005
2005
web 2000
2000
web 1999
1999
web 1998
1998