Centro de Medios de la Semana de Lucha Social - Rompamos el Silencio 2007

Rompamos el Silencio acusa a La Caixa de ser corresponsable de la destrucción ambiental y social que causa Repsol YPF

Dos activistas detenidos en la acción de esta mañana

Miércoles 4 de julio de 2007, por Rompamos el Silencio

Rompamos el Silencio ha realizado un teatrillo en la sede central de La Caixa para denunciar su participación en Repsol YPF. La acción ha sido fuertemente reprimida por la policía sin mediar violencia por los y las activistas.

La Caixa es el segundo mayor accionista de Repsol YPF (12’5%) y ha estado detrás de la expansión de la multinacional en América Latina, así como de su alianza estratégica con Gas Natural. La actividad de Repsol YPF produce un fuerte impacto, tanto social como ambiental. Éstas han sido las motivaciones por las cuales Rompamos el Silencio ha decido señalar a La Caixa como corresponsable de las acciones de Repsol YPF.

Unas 60 personas se han desplazado a la plaza de Gregorio Marañón, donde está situada la sede central de La Caixa en Madrid. Allí, en el jardín, han realizado una simulación de los impactos que provocan las prospecciones petrolíferas.

En primer lugar, han hecho explotar globos simulando las prospecciones sísmicas iniciales de una explotación petrolífera. Estas explosiones tienen fuertes impactos para la geología local y, por lo tanto, pueden tenerlos para la población local.

A continuación han levantado una torre de extracción de más de dos metros de alto, de la cual ha empezado a manar petróleo.

El tercer acto ha sido la entrega simbólica del premio “Tierra Chamuscada” a La Caixa. El premio se debe a que, en 2005, el petróleo extraído por Repsol YPF, al ser quemado, equivalió a la mitad de las emisiones de gases de efecto invernadero del Estado español en ese mismo año. Por lo tanto, Repsol y sus accionistas tienen una importante responsabilidad en el cambio climático.

Por último, los y las activistas han vertido pescado podrido en la puerta de la sede de La Caixa. Con esta acción han denunciado los continuos derrames de este tipo de instalaciones, que tienen como consecuencia una fuerte afección para los ecosistemas y la población local.

Cuando las 60 personas se retiraban, han llegado 5 furgonetas de la Policía Nacional que, sin hacer caso de las personas que les pedían calma, han empezado a cargar en los andenes de la estación de Metro Gregorio Marañón. Fruto de esta carga hay varias personas, participantes de Rompamos el Silencio, que han resultado contusionadas.

Además, la Policía Nacional se ha llevado detenidas a dos personas. Una de ellas fue retenida de forma arbitraria en el andén del metro cuando huía de las cargas. La otra, al intentar mediar con la policía, acabó siendo esposada e introducida en el furgón.

Tras esto, hubo una nueva carga policial en el metro cuando los y las activistas ya se retiraban. Esta carga se inició con la provocación de un guardia de seguridad del metro, que agredió a uno de los activistas.

Desde Rompamos el Silencio declaramos que en ningún momento nuestros compañeros han ejercido violencia contra la policía y que las acusaciones que se vierten contra los dos detenidos, agresión a la policía, son absolutamente falsas.



Logo RES
WEB DEL CENTRO DE MEDIOS DE LA SEMANA DE LUCHA SOCIAL 2007, "ROMPAMOS EL SILENCIO"

Seguir la vida del sitio SPIP
WEB EDICIONES ANTERIORES ROMPAMOS EL SILENCIO
web 2006
2006
web 2005
2005
web 2000
2000
web 1999
1999
web 1998
1998